¿Miedo o ansiedad? ¿Conoces esta diferencia en los niños?

Muchas veces las palabras “miedo” y “ansiedad” se utilizan como si fueran sinónimos, pero en realidad son dos términos completamente distintos. ¿Quieres saber las diferencias entre ambos y cómo pueden afectar a tus hijos?

El miedo es una emoción que nos ha acompañado durante nuestro desarrollo como especie. El miedo, lejos de ser negativo, es el que nos enciende las alarmas si algo no está bien, y nos ayuda a reconocer amenazas. La ansiedad, en cambio, es más personal: cada persona puede sentir ansiedad por distintas razones.  A veces sentimos ansiedad y no sabemos por qué.

En los niños los miedos suelen ser más concretos. Estos están ligados a situaciones más sensoriales, vivencias y parte de su realidad en el presente. Los miedos más comunes en los niños son el miedo a los ruidos fuertes, la separación de los padres, el miedo al ridículo, miedo a la soledad y oscuridad, miedo a la gente disfrazada o payasos (por no poder reconocer qué son precisamente).

Pero la ansiedad es mucho más compleja: es una reacción involuntaria ante estímulos externos o internos, como pensamientos, ideas, imágenes, entre otros, que representan una amenaza inminente para el niño. La ansiedad usualmente viene acompañada de síntomas externos que pueden manifestarse como sudoración, temblores, taquicardia o dificultad para respirar, también el llanto.

Lo ideal es preguntarle al niño qué sucede, qué pasa o qué piensa (con calma y respeto), porque estas amenazas pueden no ser tangibles para nosotros o estén ligadas a un proceso real, pero para los niños representan grandes amenazas que pueden llevarles a sentir temores mayores.

Es importante entonces, reconocer estas diferencias y aproximarnos a estos casos de distintas formas. En el caso del miedo, confortar a nuestro niño y juntos evaluar si tal amenaza representa peligro para él o ella, y gradualmente familiarizarlo con el origen del miedo. En el caso de la ansiedad, hay que aproximarse con sumo cuidado, ofrecerle un espacio de acción y hacerle ver que estamos allí, para luego confortale. La música, por ejemplo, nos puede brindar un ambiente propicio para confortar a los niños. Aquí te dejamos el enlace a un álbum que te puede venir muy bien para darle un buen abrazo a tus hijos y abrir un espacio íntimo de conversación. 

0 responses on "¿Miedo o ansiedad? ¿Conoces esta diferencia en los niños?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿quiénes somos?

Plastilinarte es una organización educativa que diseña experiencias creativas para niños hasta los 102 años.

¡conversemos!

 +56 9 4409 0127
 talleres@plastilinarte.com

Plastilinarte©  Todos los derechos reservados.
X